Rajoy no aclara si los sueldos de los funcionarios seguirán congelados en 2014


24 sept. 2013


El presidente sostiene que no se suprimirá la paga extra de los funcionarios ni este año ni en 2014

El Consejo de Ministros de este viernes aprueba el factor de sostenibilidad de las pensiones y la desindexación, además del proyecto de Presupuestos Generales del Estado

El presidente del Gobierno, Mariano rajoy, avanzó este martes en el Senado que los funcionarios no verán reducida ninguna de sus pagas extraordinarias ni en lo que resta de 2013 ni en el próximo año. No obstante, no quiso entrar a aclarar si sus sueldos continuarán congelados el próximo año.

Así respondía Rajoy al senador del PNV Jokin Bildarratz que preguntó al líder del Ejecutivo sobre su "planteamiento" "con respecto a las retribuciones de los funcionarios, después de que se eliminara una paga extra en el año 2012 y se congelasen las retribuciones de los mismos para el año 2013".

El presidente del Gobierno sostuvo que compartía la "preocupación" del senador del PNV. Y señaló que "en cuento pueda" el Ejecutivo intentará mejorar la situación de los funcionarios, un colectivo del que alabó los esfuerzos realizados en los últimos meses.

Este viernes, el Consejo de Ministros aprueba el proyecto de ley de los Presupuestos Generales del Estado.

Fuentes del Gobierno consultadas por infoLibre admitieron tras las declaraciones del presidente del Gobierno en la Cámara Alta que, a día de hoy, lo único que está garantizado respecto a los funcionarios es que no se les retirará las pagas extraordinarias y que todo apunta a que los salarios seguirán congelados.

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, aseguró también en la sesión de control al Gobierno en el Senado que la previsión de crecimiento para 2014 que figurará en los Presupuestos Generales de Estado será del 0,7% y no del 0,5% como se anunció en un principio.

El anuncio del presidente del Gobierno fue lanzado en el transcurso de una respuesta parlamentaria al socialista Marcelino Iglesias, que le había exigido explicaciones sobre el recorte de 33.000 millones de euros en materia de pensiones que supone la reforma que tiene el Ejecutivo entre manos.

Rajoy mantuvo que la reforma emprendida por su equipo tiene una doble finalidad: garantizar el futuro de las pensiones y "dar respuesta a los desafíos demográficos que se están produciendo en Europa". "No se congelarán nunca", insistió con la confianza puesta en la situación económica mejore.

"Espero que en España haya crecimiento y empleo", mantuvo Rajoy antes de avanzar que el proyecto de Presupuestos Generales del Estado para 2014 estima una previsión de crecimiento del 0,7%, frente al 0,5% inicialmente previsto. El presidente dijo que se trataba, no obstante, de una previsión prudente en tanto en cuanto hay estudios que apuntan a un crecimiento del 1%.

Con esta pequeña subida en la previsión, el Gobierno mejora las cifras dadas en abril, cuando se avanzaron las líneas clave del Plan Nacional de Reformas.

Publicado o 24/09/2013 en www.infolibre.com

Enlace permanente: pica aquí