La primera gran prueba de lealtad para los siete magistrados del PP


5 jul. 2013


El Alto Tribunal se enfrentará a su primera prueba de fuego con la sentencia sobre la Ley del Aborto

Los siete magistrados del Tribunal Consitucional propuestos por el Partido Popular se enfrentarán a su primera prueba de fuego con la sentencia sobre la Ley del Aborto. De los 12 que forman parte del Alto Tribunal, 7 de ellos fueron avalados por el partido conservador. Dos de los componentes se han mostrado totalmente contrarios a la actual legislación, el resto no se han manifestado pese a que, en otras materias, se han alineado con las tesis del Partido Popular. Ellos, junto a los otros 5 de línea más progresista y propuestos por el PSOE, tendrán que revisar los recursos -ya admitidos a trámite- contra esta ley presentados por el PP y el Gobierno de Navarra.


Francisco Pérez de los Cobos Orihuel: Presidente del Tribunal Constitucional elegido por unanimidad de los magistrados el pasado 19 de junio. De línea conservadora, aunque moderado, es uno de los jueces más antiguos y fue propuesto por el Partido Popular. De los Cobos rechazó el recurso del Partido Popular contra el matrimonio homosexual y la presencia de Bildu en las elecciones de 2011, separándose, en esos casos, de sus compañeros del bloque conservador.

Francisco José Hernando Santiago: fue presidente del Tribunal Supremo y del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) durante el Gobierno de Aznar y llegó al Tribunal Constitucional a propuesta del mismo partido. En su época en el CGPJ, hizo unas declaraciones sobre el trabajo de los jueces que estén ejerciendo en Catalunya:  "Si estuviera ejerciendo en Catalunya aprendería catalán, pero como un enriquecimiento personal, como me gustaría cuando voy a Andalucía saber bailar sevillanas". Además, se abstuvo en la votación sobre el matrimonio homosexual al haber firmado en el Poder Judicial un informe radicalmente contrario a este.

Andrés Ollero Tassara: forma parte del Constitucional desde 2012. Es miembro del Opus Dei y fue diputado del Partido Popular por Granada durante 17 años. Además, ha publicado varios artículos contrarios al aborto, entre los que se pueden leer: "El aborto no es un derecho, pero sí la objeción de conciencia médica". Es el ponente de la sentencia y, pese a haberse postulado como antiabortista, no ha mostrado su intención de abstenerse en la votación.  

Enrique López y López: nombrado por el Gobierno de Rajoy, llegó al alto tribunal el pasado mes de junio. Se define como católico aunque "cuando trabajo me dejo la ideología en casa".  No se incluye dentro de los que "piensan que el aborto entra dentro de los límites del derecho a la vida". Además, ha sido muy criticado por su cercanía al PP y porfalta de neutralidad para estar en el TC.  En su etapa en el CGPJ se pronunció contra la ley del matrimonio homosexual y comparó estas  uniones con la zoofilia.

Juan José González Rivas: magistral del Tribunal Supremo propuesto por el Partido Popular. El juez defendió el rechazo a estudiar Educación para la Ciudadanía.  Fue ponente y defensor de la sentencia del Tribunal Superior de Andalucía, la primera que reconoció en España el derecho a la objeción de conciencia para cursar esta asignatura.

Pedro José González-Trevijano Sánchez: del ala conservadora, se vió inmerso en una polémica al oponerse a la exhumación de los restos de Franco de la basílica del Valle de los Caídos y su entrega a su familia, dentro del plan del Gobierno Zapatero para convertir el mausoleo en un lugar de memoria democrática. Además, ha mostrado algunas de sus opiniones en la prensa, como cuando, en relación al Estatut de Catalunya, dijo en 2006 a "El País": "Me sigue pareciendo inapropiada la enunciación explícita de Cataluña como nación".

Santiago Martínez-Vares:  pese a no haber mostrado su posición en contra o a favor del aborto, el 25 de mayo de 2010, Martínez-Vares dictó sentencia favorable a una mujer  embarazada de una niña con un 78 por ciento de minusvalía y que no fue detectada por los servicios médicos. Por ello, se confirmaba la existencia de responsabilidad patrimonial de la Administración sanitaria que, según dicta la sentencia, "no realizó un diagnóstico prenatal correcto privándose de esta forma a los padres de la opción de haber procedido a la interrupción voluntaria del embarazo".

Adela Asúa Batarrita: Vicepresidenta del Tribunal Constitucional. Del ala progresista,  fue elegida por el Senado en diciembre de 2010 a propuesta del Parlamento Vasco, en mayoría socialista. Votó a favor de que Bildu pudiera presentarse a las elecciones.  Durante 10 años fue miembro de la Asociación pro Derechos Humanos y colabora con asiduidad en Gesto por la Paz.

Luis Ignacio Ortega Álvarez: magistrado del ala progresista, propuesto por el PSOE en el año 2011.

Encarnación Roca Trías: del bloque progresista fue presentada por el Partido Socialista de Catalunya y CiU y propuesta por el Congreso en 2012. Considerada una experta en Derecho de Familia, rompió también barreras cuando se convirtió en la primera mujer que ingresó en la Real Academia de Jurisprudencia y Legislación, la única de las instituciones académicas que todavía estaba formada íntegramente por hombres.

Fernando Valdés Dal-Ré: progresista propuesto por el PSOE en 2012, no ocultó sus críticas a la reforma laboral aprobada por el Gobierno del PP y respaldó la huelga general del 29 de marzo de 2012.

Juan Antonio Xiol Ríos: progresista nombrado por el CGPJ. Fue uno de los integrantes de la Sala del 61 del Supremo que el 1 de mayo de 2011 emitió un voto particular contra la prohibición de Bildu para concurrir a las elecciones locales del 22 de mayo de 2011.

Publicado o 04/07/2013 en www.publico.es

Enlace permanente: pica aquí