Frenazo en los juzgados de Vigo a embargos y desahucios


8 abr. 2013


Los 140 desalojos del primer trimestre de este año es la cifra más baja desde el 2010
El número de embargos y desahucios de viviendas y locales en Vigo se ha desplomado desde noviembre. Son las cifras más bajas en cuatro años. Los datos del 1 de enero al 31 de marzo revelan un frenazo en la actividad del Servicio Común de Notificaciones y Embargos. Esta oficina registró 294 embargos de bienes y 140 lanzamientos o desahucios de viviendas y locales en los últimos tres meses, la más baja en los mismos períodos en los últimos 4 años. La buena noticia es que este año los embargos de cuentas bancarias y bienes han caído el 9,2 % y los desahucios se han derrumbado un 26,7 % respecto a hace un año. En marzo del 2012 se alcanzó la cifra récord de 191 desahucios y ahora hay 50 menos.

Hay varias explicaciones para este bajón. Por un lado, los expertos dicen que todo lo embargable ya ha sido embargado. Por otro, el decreto ministerial de noviembre del 2012 desalentó la presentación de ejecuciones hipotecarias. Y, por otro, los bancos prefieren negociar con el deudor y alargarle los plazos de cuotas porque no merece la pena subastar unos pisos que son invendibles.

Lo cierto es que en el 2010 hubo 1.470 embargos en Vigo y 584 lanzamientos. Este año, si se mantiene el ritmo, podrían situarse en 900 embargos y 420 lanzamientos. La caída es evidente.

Los datos del primer y segundo trimestre de cada año son los más significativos porque en los otros dos hay largos períodos vacaciones como agosto o Navidad. Y este ha sido el primer trimestre anual con menor número de decomisos de bienes y de desalojos de propiedades desde el 2010. Otra prueba del descenso de casos es que en los últimos tres meses los bancos solo presentaron 74 demandas de ejecución hipotecaria, un 19,5 % menos que hace un año, cuando pidieron subastar 92 inmuebles.

Fuentes de la oficina de Embargos ratifican que han notado en los últimos meses un «bajón» de salidas para entregar la propiedad a su nuevo dueño. Sin embargo, prosiguen a buen ritmo las expulsiones de inquilinos morosos que no pagan sus mensualidades. Pero las expulsiones de hipotecados que perdieron su casa se han reducido a lo mínimo. Desde noviembre, no hubo un solo desahucio de moradores de viviendas subastadas. En algunos casos, los bancos pidieron la suspensión y, en otros, los expropietarios habitantes entregaron las llaves.

Actualmente, en Vigo, los agentes de embargos solo tienen previsto desalojar a una pareja que perdió su casa y que agotó dos prórrogas de un mes. Ahora, todo depende del juez.

Publicado o 05/04/2013 en www.lavozdegalicia.es

Enlace permanente: pica aquí