María Teresa Cortizas González-Criado: ´Cada vez somos más los jueces que queremos integrarnos en la sociedad´


21 mar. 2012



"Probablemente no sabemos llegar a los ciudadanos, que nos ven como algo lejano, perciben como que queremos estar separados, por eso es difícil que nos valoren"

La nueva decana elogia la labor de su antecesor, Antonio Fraga, aunque en "los últimos tiempos" no estuvo "acertado". María Teresa Cortizas apuesta por que los jueces formen parte de la sociedad para que los ciudadanos los valoren. La titular de Penal 4 destaca que los magistrados trabajan "muchísimo" y que llegan a hacer 60 horas semanales. "La elección de los miembros del Consejo nos ha llevado a la politización de la Justicia. Todos los compañeros tienen sus ideas, pero no les influyen. Vamos a pensarlo así", indica

María Teresa Cortizas González-Criado, titular del Juzgado de lo Penal número 4, fue elegida la semana pasada jueza decana de A Coruña. La magistrada, que ejerce en la ciudad desde el año 2000, releva en el cargo a Antonio Fraga Mandián, que representó a los jueces coruñeses durante trece años. Cortizas, que nació en Ferrol en 1965, afronta la nueva etapa con ilusión y advierte de que sus decisiones dependerán de las necesidades de sus compañeros. "Los cambios son siempre buenos y, sobre todo, la rotación en el cargo", asegura la decana, que aprobó la carrera en 1991 y tuvo como destinos, antes de A Coruña, Viveiro, Betanzos y Las Palmas de Gran Canaria.

-¿Cómo asume el cargo?

-El decanato no es un cargo de cambios. Pretendo un poco continuar la trayectoria de mi anterior compañero, que llevaba muchos años en el cargo. Después, lo que vayamos necesitando, depende de las necesidades de los juzgados y de mis compañeros. Es un cargo muy representativo.

-¿Introducirá cambios?

-Trataré de mejorar las relaciones con otros profesionales como los secretarios, abogados y procuradores, intentar que haya una mayor fluidez.

-El anterior decano ejercía un poco de canalizador de las reclamaciones de los juzgados.

-Bueno, las reclamaciones no las hay que hacer ante los medios de comunicación, sino ante las instituciones. En eso no estoy de acuerdo con el anterior decano. La actuación en la fábrica de tabacos no fue la más acertada. Parece que está en marcha, pero lo de la fábrica de tabacos no depende de los juzgados, sino que depende del Tribunal Superior de Xustiza y del presidente de la Audiencia, que es la que se va a trasladar. En ese tema no nos podemos meter, podremos opinar sobre las salidas que le vamos a dar al edificio de la Audiencia.

-¿Qué uso cree que sería el más adecuado?

-Trasladar los juzgados del edificio Proa. Es bueno que estemos en edificios cercanos.

-¿Qué objetivos se marca?

-Un poco de continuidad y, bueno, los decanos siempre queremos nuevos órganos judiciales.

-¿El año pasado no se concedieron?

-No se creó ninguna unidad. La postura del Ministerio es no crear nuevas unidades judiciales, de todas formas, aquí hace falta un juzgado de lo social. Tiene que ver con la crisis, el volumen de asuntos ha incrementado. Menores tampoco está muy bien, está casi al doble de su capacidad.

-¿Como magistrada de lo Penal ha detectado un aumento de delitos por la crisis?

-No ha aumentado el número de delitos. El problema de los juzgados de lo Penal es otro, son las ejecutorias pendientes.

-¿Cree que la sociedad está demasiado judicializada?

-Sí, está demasiado judicializada. En Penal se nota menos, pero en Civil hay reclamaciones que podrían salir de los juzgados.

-¿Está a favor del copago en la Justicia?

-Para evitar la sobrecarga sería factible, pero hay personas con escasos recursos que necesitan acudir a la Justicia. Es difícil llegar a un acuerdo justo porque hay personas con muy pocos recursos. Es muy complicado.

-¿Cuáles fueron sus motivaciones para presentarse a decana?

-Llevábamos tiempo, un grupo, en desacuerdo con el anterior decano y decidí presentarme a título personal. No represento a ningún grupo. A veces es un handicap pertenecer a una asociación (es miembro de la Asociación Profesional de la Magistratura (APM)) porque dentro de A Coruña la mayoría de jueces no son asociados. Se produjo un desgaste del anterior decano por el tiempo, pero la labor que hizo fue buena, fue un buen decano aunque en los últimos tiempos no estuvo acertado. Los cambios son siempre buenos y, sobre todo, la rotación en el cargo.

-¿No se plantea estar mucho tiempo en el cargo?

-Doce años no me los planteo, lo tengo bien claro.

-¿Por qué la Justicia está tan desprestigiada entre la sociedad?

-Probablemente no sabemos llegar a la sociedad, que nos ve como algo lejano, como por encima, percibe como que queremos estar separados. Y cada vez somos más los que queremos vivir en sociedad. Va habiendo cada vez más gente integrada en la sociedad. La profesión que tenemos es especial. No sabemos llegar a la sociedad, por eso es difícil que nos valore. La sociedad no es consciente de lo que trabajamos, a veces hacemos jornadas de 60 horas semanales. Trabajamos muchísimo en casa.

-¿La tardanza en resolver algunos casos perjudica la imagen de la Justicia?

-A veces nos retrasamos y, con el tiempo, perdemos la sensación positiva que podríamos darle a la sociedad. Para mejorar los tiempos necesitamos más jueces. Somos las plantillas más bajas de la Unión Europea.

-¿Cree que la Justicia está politizada?

-La elección de los vocales del Consejo General del Poder Judicial nos ha llevado a la politización de la Justicia. El ministro nos ha expresado su intención de cambiarlo. Cada uno tendrá sus ideas, todos los compañeros del Consejo tienen sus ideas, pero no les influyen. Vamos a pensarlo así. Yo soy apolítica.

-¿Es necesaria la modernización de la Justicia?

-En la jurisdicción penal se notifica todo telemáticamente. Ya estamos modernizados. Vamos avanzando poco a poco, aunque todavía no hemos llegado al expediente digital.


Publicado el 21/03/2012 en www.laopinioncoruna.es

Enlace permanente: http://goo.gl/9Twip