CCOO solicita al Ministerio de Justicia el abono de las guardias para el personal que no pueda realizarlas con motivo de la alerta sanitaria


14 abr. 2020


  • CCOO no acepta que haya pérdida de retribuciones con motivo del Covid-19

CCOO SOLICITA AL MINISTERIO DE JUSTICIA EL ABONO DE LAS GUARDIAS PARA EL PERSONAL QUE NO PUEDA REALIZARLAS CON MOTIVO DE LA ALERTA SANITARIA

Colectivos más vulnerables (incluidos mayores de 60 años), personal de baja por contagio o contacto estrecho y personal de permiso para cuidado de menores y mayores no tiene que ver disminuidas sus retribuciones por circunstancias que benefician a la salud de la ciudadanía en general

CCOO llevamos solicitando al Ministerio de Justicia desde hace muchos años el abono de las retribuciones correspondientes a la prestación del servicio de guardia al personal funcionario que no pueda realizarlas por encontrarse de baja por IT.

Como también hemos solicitado reiteradamente, esta situación es especialmente importante, en el caso de las mujeres que, por motivo de bajas relacionadas con el embarazo o el parto, dejan también de percibir estas retribuciones porque supone además una discriminación inaceptable por razón de sexo que debería ya estar subsanada.

En esta situación de estado de alarma las autoridades sanitarias han establecido que las personas “vulnerables por edad, por estar embarazadas o por padecer afecciones médicas anteriores (como, por ejemplo, hipertensión arterial, enfermedades cardiovasculares, diabetes, enfermedades pulmonares crónicas, cáncer o inmunodepresión)” no tienen que acudir al centro de trabajo, por lo que CCOO hemos solicitado reiteradamente que se excluyan de los turnos presenciales que atienden los servicios esenciales.

Que no acudan presencialmente al trabajo no es para CCOO solo un derecho de las personas afectadas, sino que también es una medida imprescindible en la lucha contra el Covid-19 para que su posible contagio y tratamiento no detraiga bienes de la sanidad pública en detrimento de otras personas que deban ser atendidas. Ese es el motivo por el que hemos venido solicitando que esta exclusión de los turnos se establezca de forma obligatoria y no solo de forma voluntaria por el personal incluido entre los grupos más vulnerables, incluidos las personas mayores de 60 años.

Pero en ningún caso podemos aceptar, ni el Ministerio de Justicia debiera permitirlo, que este compromiso de los trabajadores y las trabajadores con la sanidad pública conlleve una pérdida de retribuciones derivada únicamente del cumplimiento de las recomendaciones de la autoridad sanitaria y del que toda la ciudadanía es beneficiaria.

El Gobierno ha adoptado afortunadamente diversas medidas para paliar la disminución de los ingresos económicos de la ciudadanía motivados por el estado de alarma decretado para combatir la pandemia por lo entendemos que el Ministerio de Justicia tiene obligación de atender esta situación ordenando el pago de las retribuciones por guardia a las personas que no puedan realizarla a causa de las medidas acordadas por las autoridades sanitarias que, en ese caso son:

  • Personal incluido en los grupos más vulnerables por edad, por embarazo o por afecciones médicas anteriores.
  • Mujeres de baja por maternidad.

  • Personal en situación de IT por padecer coronavirus o haber tenido contacto estrecho.
  • Personal de permiso por deber inexcusable para cuidado de menores o de mayores dependientes.
Para todos/as estos/as funcionarios/as CCOO solicitamos que el Ministerio de Justicia disponga las medidas necesarias para el abono de las indemnizaciones por las guardias que dejen o hayan dejado de realizar por encontrarse en esa situación.
Todo ello sin perjuicio de reiterar nuestra solicitud de que, con carácter general, sean abonadas las guardias no realizadas por motivo de bajas por IT, especialmente las relacionadas con embarazo o parto, que seguiremos reivindicando para situaciones de normalidad.