Movilizaciones en Ferrol contra el cierre del Registro Civil.


25 mar. 2015







Portavoces de los seis sindicatos con representación en Justicia –CCOO, USO, UGT, CSI-F, CIG y STAJ– se reunieron el 19 de marzo, con los funcionarios del Registro Civil de Ferrol para tratar de reavivar las protestas contra la privatización de este servicio público. Según explicaron, el próximo día 15 de julio, “se non o remediamos antes”, se hará efectiva la “privatización do noso rexistro civil”. Los delegados sindicales sostienen que el pase del citado servicio a manos de los registros mercantiles y los registradores de la propiedad afectará a toda la población, que verá como “un servizo público e gratuito dende o ano 1871, que forma parte da nosa vida recollendo os actos máis trascendentais e persoais desta, se converterá nun insultante negocio en mans dos rexistradores da propiedade, que verán compensadas as perdas ocasionadas pola crise cos rendementos patrimoniais derivados das súas novas funcións”, aseguran. En este sentido, recuerdan que habrá que pagar por inscribirse, por el libro de familia, por la legalización anual de los libros, los expedientes de matrimonio, las fes de vida, las certificaciones y los cambios de nacionalidad, entre otros. Además, inciden en que muchas poblaciones verán cómo pierden sus registros civiles, que se concentrarán en las capitales , lo que obligará a realizar continuos, incómodos y costosos desplazamientos. A tenor de todo lo expuesto, plantean la necesidad de poner freno “a este regalo de Rajoy aos rexistradores da propiedade”, tras invertir más de 128 millones de euros en su modernización y digitalización con dinero de todos los ciudadanos. Recuerdan que ya van tres años de lucha sindical ininterrumpida, movilizaciones, paros, recogida de firmas, marchas a Madrid, que, por lo menos, dicen, algo han conseguido: la dimisión de Alberto Ruiz Gallardón, la derogación de las tasas, el freno a la supresión de los partidos judiciales “e agora toca o Rexistro Civil”. Afectados Según manifestó a este periódico Suso Tojo Suárez, funcionario del Registro Civil de Ferrol, la desaparición de este servicio representa un problema para la población en general, “xa que nos seguiremos traballando como funcionarios de Xustiza, aínda que teñamos que poñernos ao día noutros cometidos”. Por su amplia experiencia laboral –lleva 24 años en esta oficina–, Suso Tojo asegura que al Registro acude mucha gente mayor para solicitar partidas de nacimiento o fes de vida o para tramitar las pensiones, personas que se van a encontrar con un auténtico problema cuando tengan que desplazarse a la ciudad de A Coruña para conseguir esos documentos. Otro tanto ocurre en los concellos más pequeños que también van a perder sus respectivos registros civiles. Suso Tojo destacó, asimismo, el hecho “grave” de que los datos que existen en estos servicios son información privada y secreta, que hasta ahora está siendo custodiada por funcionarios de Justicia, pero que a partir del 15 de julio, si se lleva a cabo lo aprobado por el Gobierno central, pasará a manos de los empleados de los registros mercantiles o de la propiedad. Para Tojo resulta “sangrante” que el Ministerio de Justicia hubiese gastado en los últimos años cerca de 130 millones de euros en digitalizar los registros civiles, para entregarlos ahora con un 95% del trabajo hecho. Destacó el hecho de que la lucha contra la privatización de este servicio público y gratuito cuenta con el respaldo unánime del colectivo de funcionarios de Justicia, añadiendo que también hay una gran concienciación en la ciudadanía sobre el problema que se va a dar a partir del próximo 15 de julio.

http://www.diariodeferrol.com/articulo/ferrol/reavivan-movilizaciones-cierre-registro-civil/20150319224547118321.html