Los funcionarios del Registro Civil de Ferrol alertan del peligro de la privatización del servicio público.


25 mar. 2015


  
     Funcionarios y sindicatos de la administración de justicia con los medios en Ferrol , 23/3/15.
Ante su inminente privatización, los funcionarios del Registro Civil no piensan quedarse con los brazos cruzados. Este lunes comparecieron ante los medios tras una asamblea en la que trataron esta cuestión junto a los sindicatos de la Administración de Justicia, y en la que uno de los trabajadores del servicio hizo de portavoz para transmitir las consecuencias que a su juicio conllevará este proceso.
En primer lugar, los funcionarios creen que el servicio pasará a unas manos que no tienen por qué saber gestionarlo dado su inexperiencia en estas lides. Asimismo, se muestran escépticos ante la afirmación del Gobierno de que las gestiones que ahora son gratuitas lo seguirán siendo. Sospechan que esto podría no ser así, e incluso vislumbran la posibilidad «de que se obligue a registrar cosas que hasta la fecha nunca se registraron», como podrían ser los poderes. Pero es que además, sindicatos y trabajadores denuncian que actualmente tan solo hay cinco registradores mercantiles en toda Galicia, por lo que se daría una falta de accesibilidad al servicio. No obstante, se habla de la posibilidad de que también lo gestionen registradores de la propiedad y notarios. Dos de los puntos más criticados ayer fue el «despilfarro» de la plataforma digital -130 millones- que parece que dejará de emplearse y el peligro de que se viole la privacidad del ciudadano. En ese sentido, indican que hasta ahora el personal contaba con una formación muy importante que garantizaba la privacidad de los datos, y aunque el Gobierno insista en que los registradores son funcionarios, los trabajadores del Registro Civil los perciben como terceros y advierten del riesgo de que se comercialice con la información.
Con respecto a la desjudicialización del servicio, aseguran que el ministro Caamaño tan solo abrió la puerta a que no hubiese un juez encargado, «no a que se privatizase como están haciendo ahora», defendieron. Las movilizaciones seguirán con una concentración este mismo jueves.