La Comisión Nacional de la Competencia (CNC) pide la desaparición de la figura de Procurador


11 jun. 2013


LA COMISIÓN NACIONAL DE LA COMPETENCIA RECHAZA EL ANTEPROYECTO DE LEY DE ENJUICIAMIENTO CIVIL

La Comisión Nacional de la Competencia (CNC) ha publicado un informe,  en el que manifiesta su oposición al anteproyecto de Ley de Enjuiciamiento Civil en el que se otorga a los procuradores la condición de agentes de la autoridad y con esa burda justificación se les entrega la tarea de practicar los actos de comunicación y los embargos.

Como hemos venido informando la figura del procurador en el texto que ha aprobado el gobierno como anteproyecto de reforma de la LEC, adquiere un papel más relevante en su función porque Gallardón pretende que asuma tareas que son propìas y exclusivas del personal funcionario de la Administración de Justicia, y contempla además otras funciones que hasta ahora son realizadas por el personal funcionario de la Administración de Justicia (actos procesales de comunicación, requerimiento de pago en casos legalmente establecidos, ejecución de medidas decretadas por el Secretario Judicial, entre otras,.......).

La CNC afirma en sus observaciones que este Anteproyecto “es gravemente perjudicial para la competencia al conceder una reserva de actividad a un único colectivo profesional”, y crea otro frente contra la decisión de Gallardón y el gobierno.

Aunque este no es el argumento que los trabajadores y CCOO defendemos, pues nuestro rechazo a este anteproyecto es fundamentalmente por privatizar una función que es propia del personal funcionario y reservada a éste, así como la destrucción de empleo que va a provocar y la ruptura con la igualdad y las garantías de imparcialidad que debe tener toda la ciudadanía cuando acude a la Administración de Justicia,

Además, el informe de la CNC manifiesta que la opción de que "ciudadanos y empresas puedan representarse por sí mismos sin intermediarios, supondría una importante reducción de costes, y permitiría también impulsar otras iniciativas declaradas del Gobierno como reducir cargas administrativas de particulares y empresas, y fomentar la competencia y creación de empleo."

La Comisión Nacional de la Competencia asegura por otra parte, que la posible eliminación del procurador, beneficiaría también al procedimiento de cada ciudadano. “La comisión sostiene que cuando la empresa o el ciudadano prefiera ser representado, debería poder elegir en España entre numerosos profesionales, de diversos colectivos, con competencias técnicas adecuadas para el ejercicio de estas funciones”.