Cronología del desmantelamiento de la Justicia de Gallardón


24 jun. 2013


El 25 de enero del año 2012 Gallardón esbozaba ante la Comisión de Justicia del Congreso de los Diputados la hoja de ruta del Gobierno en materia de Justicia y, señalaba que su objetivo era solucionar el exceso de litigiosidad sin necesidad de destinar más recursos, señalaba que la solución a los problemas de la Administración de Justicia pasaba por la desjudicialización de determinados procedimientos, despenalizar determinadas conductas, fomentar las soluciones extrajudiciales a través de la mediación, modificar el sistema de asistencia jurídica gratuita para evitar abusos y, como esto no eliminará el problema de la masificación en los juzgados –continuaba diciendo-, serán necesarias otras medidas dentro de los propios órganos judiciales y anunció un nuevo modelo de tasa judicial para luchar contra el “abuso en el acceso” a los juzgados y tribunales.

Días después de la comparecencia en el Congreso anunció su intención de conceder a los notarios la capacidad de tramitar bodas civiles, y divorcios y, en menos de un mes, el 21 de febrero, mantiene una primera reunión con el presidente del Consejo General de Procuradores (¿tendría esa reunión algo que ver con la reforma de la LEC y la adjudicación a los procuradores de los actos de comunicación y ejecución otorgándoles, además, la condición de agentes de la autoridad?)

Toda estas reformas, junto con las recientemente anunciadas de modificación de las Leyes de Jurisdicción Contencioso-administrativa (que prevé resoluciones extrajudiciales de conflictos) y de la Jurisdicción Voluntaria que traspasa competencias hasta ahora judiciales a los Notarios, no pretenden otra cosa que el desmantelamiento injustificado del servicio público de la Admón. de justicia y favorecer el desaforado afán privatizador de los servicios públicos del Gobierno repartiéndolos entre los gestores privados y castigando otra vez el bolsillo de la ciudadanía.

Además la anunciada reforma de la Ley Orgánica del Poder Judicial y de la Ley de Planta Judicial, sobre la cual ya hemos colgado la información recientemente en este blog, la cual eliminará los Partidos Judiciales y los Juzgados de Paz y que originará una masiva reorganización de efectivos entre los trabajadores y trabajadoras, y obligará a la ciudadanía a trasladarse decenas de kilómetros, para acudir a la justicia.

Paso a paso, con altanería y un total menosprecio hacia el personal que presta servicios en la Administración de Justicia, y a la ciudadanía, está ejecutando sus planes.

Está claro que Gallardón quiere dejar huella en el Ministerio de justicia aunque sea a costa de conculcar los derechos de la ciudadanía y del personal que presta servicios en la Administración de Justicia, a costa de poner en peligro los principios básicos de un Estado social y democrático de derecho o cargarse la independencia judicial.

¿Vamos a permitir que este Gobierno, que sigue a pies juntillas los mandatos de Bruselas, arrase con el estado de garantía social? No podemos ni debemos permitirlo.


!!!DEFIENDE TUS DERECHOS, MOVILÍZATE Y LUCHA¡¡¡
MIÉRCOLES 26 JUNIO CONCENTRACIÓN A LAS 11:30 HORAS EN TODOS LOS CENTROS DE TRABAJO