El CGPJ se arroga competencias que no tiene y pone en entredicho la profesionalidad, responsabilidad y compromiso del personal de la Administración de Justicia


19 mar. 2020



El CGPJ se arroga competencias que no tiene y pone en entredicho la profesionalidad, responsabilidad y compromiso del personal de la Administración de Justicia

  • Ante la nota deprensa de hoy de este organismo, el Sector de Justicia de CCOO garantiza a la ciudadanía que los servicios esenciales serán cumplidos escrupulosamente por el personal y recuerda que son las autoridades sanitarias y administrativas, y no el órgano de gobierno de los jueces, las encargadas de determinar el personal necesario para atender esos servicios mínimos sin riesgos innecesarios para su salud.

El comunicado del CGPJ falta a la verdad cuando afirma que impiden la atención del servicio público las decisiones que han tomado algunas CCAA con competencias transferidas en materia de Justicia, en el sentido de que una parte del personal que debe atender los servicios esenciales permanezca en su domicilio para evitar contagios con localización permanente para acudir al centro de trabajo de forma inmediata cuando sea preciso atender a una mujer maltratada, a menores en riesgo, a personas detenidas puestas a disposición judicial, a tramitar solicitudes de habeas corpus, a levantar un cadáver, a inscribir un nacimiento en el Registro Civil, a expedir una licencia de enterramiento, o a cualquier otra actuación que pueda significar un servicio esencial de los que se prestan en los juzgados y que, en ejercicio de sus competencias (estas sí lo son) ha marcado el propio CGPJ.

Los trabajadores y las trabajadoras de la Administración de Justicia queremos transmitir al Sr. Carlos Lesmes, presidente del CGPJ, que no somos sus empleados/as; somos empleados y empleadas públicas de la Administración de Justicia y cumplimos con total compromiso, responsabilidad y profesionalidad nuestro trabajo. Lo que no podemos consentir es que, como él pretende, se nos obligue a permanecer de forma permanente en nuestro puesto de trabajo para atender los servicios esenciales que eventualmente puedan solicitarse al juzgado o tribunal porque, de esa forma, ponemos en riesgo innecesario no solo nuestra salud y nuestra vida sino también las de nuestras familias y las del conjunto de la ciudadanía.

CCOO recuerda también al Ministerio de Justicia que no puede ponerse en manos del CGPJ y debe asumir sus competencias en coordinación con las comunidades autónomas con competencias transferidas, competencias que están basadas en poner a disposición de jueces y fiscales el personal y los medios materiales necesarios para cumplir su función, no los que decida el presidente del CGPJ, sino los estrictamente necesarios y, en este estado de alarma, como empresa está obligado a garantizar en lo máximo posible la salud de sus trabajadores y sus trabajadoras.

Las comunidades autónomas de Andalucía, Aragón, Cataluña y Navarra, entre otras, han manifestado públicamente su propuesta (que, con algunos matices, coincide con la de este sindicato) de que la presencia continua de los trabajadores solo se haga en centros de trabajo como los juzgados de guardia de las grandes ciudades donde la atención a los servicios esenciales es continua. Pero es absurdo mantener a una persona expuesta al riesgo de forma presencial en centros de trabajo donde estas actuaciones de servicios esenciales solo se producen de forma esporádica, más o menos frecuente, incluso en algunos centros de trabajo como los Servicios Comunes de Actos de Comunicación o juzgados de pequeñas localidades, donde también se nos quiere obligar a acudir de forma permanente a pesar de que no tienen servicios esenciales asignados entre sus competencias.

El ministro de Sanidad acaba de anunciar que la competencia para determinar estos servicios mínimos se va a encomendar de forma exclusiva al ministro de Justicia, Juan Carlos Campo, y apelamos desde CCOO nuevamente a su responsabilidad para haga caso al clamor del personal de Justicia y de la mayoría de las CCAA con competencias transferidas, para que aparte al poder judicial de sus decisiones más allá de su competencia, recordándole nuevamente que, como juez que ha sido, sabe de sobra que tiene la garantía de que el personal de Justicia que representamos estará a la altura para que el servicio público y la tutela judicial efectiva estén garantizados para toda la ciudadanía en la parte que nos toca.

Recordamos que este sindicato informó ayer que los casos de contagio en nuestro colectivo triplican el porcentaje de casos que se producen en la población española en general. Sr. Lesmes, Sr. Campo: solo lo hacemos para evitar contagios, expliquen ustedes su tozuda posición.