Propuestas del Ministerio de Justicia sobre la Proposición de Ley del Registro Civil de Unidos Podemos


2 abr. 2018



  • El Ministerio de Justicia nos da traslado de sus discrepancias con la Proposición de Ley de Unidos Podemos para la modificación de la Ley del Registro Civil

CCOO ENTIENDE INSUFICIENTE LA PROPUESTA DEL MINISTERIO DE JUSTICIA A LA PROPOSICIÓN DE UNIDOS PODEMOS SOBRE REGISTRO CIVIL, QUE SE LIMITA A REITERAR LA PROPOSICIÓN DEL PP RECHAZADA POR EL CONGRESO DE LOS DIPUTADOS

CCOO remitirá al Ministerio de Justicia, al Grupo Parlamentario Popular y al Grupo Unidos Podemos sus propuestas a dicho documento, para garantizar realmente el mantenimiento de los Registros Civiles en los partidos judiciales y Juzgados de Paz y la recuperación de competencias en materia de matrimonios civiles y nacionalidad

El Ministerio de Justicia remitió el pasado 27 de marzo a las organizaciones sindicales un documento denominado “Concordancias y discrepancias con la Proposición del Grupo Parlamentario Podemos sobre la reforma de la Ley de Registro Civil”, conforme se había comprometido a hacerlo en la reunión mantenida con las organizaciones sindicales el pasado 28 de febrero.

Por medio de dicho documento, el Ministerio de Justicia pone de manifiesto sus principales desacuerdos con la Proposición de Ley de Podemos, y debería implicar el inicio de una negociación con el Ministerio de Justicia para que el Grupo Parlamentario Popular apoye la toma en consideración de la Proposición de Podemos, sin perjuicio de las enmiendas que puedan presentarse en sede parlamentaria.

Analizado el documento, el Ministerio de Justicia se limita a proponer una modificación en la Proposición de Podemos para introducir de nuevo el mismo articulado que la Proposición de Ley del Partido Popular sobre Registro Civil, y cuya toma en consideración fue rechazada por el Congreso de los Diputados en sesión plenaria de fecha 13 de febrero, rechazando todas las propuestas que vayan más allá de dicho articulado, y todo ello en base a un supuesto “Proyecto” cuyos pormenores desconocemos, más allá de las meras declaraciones de intenciones manifestadas por el Ministro de Justicia en la reunión del 28 de febrero.

Es decir, mediante la modificación de las Disposiciones Adicionales y Transitorias de la Ley 20/2011, el Ministerio acepta que el Registro Civil siga siendo un servicio público, con los LAJ como Encargados de las Oficinas de Registro Civil, servido por personal de la Administración de Justicia, y manteniendo las Oficinas del Registro Civil su ubicación en las mismas localidades en que se encuentran las sedes de los actuales Registros Civiles Municipales y de Paz. Sin embargo, la propuesta del Ministerio de Justicia sigue presentando los inconvenientes ya denunciados, de una propuesta que fue tachada de insuficiente por el Congreso de los Diputados, entre los que cabe resaltar:

  • No establece qué competencias tendrán los Registros Civiles hoy ubicados en los Juzgados de Paz. De nada sirve decir que mantendrán su ubicación en sus actuales sedes si no se concretan sus competencias. 
  • Mantiene la desaparición de criterios de competencia en la calificación y práctica de las inscripciones, lo que dificulta la adecuada planificación y despliegue de las actuales oficinas de Registro civil, y mucho nos tememos que pueda servir en el futuro para el cierre de Oficinas hoy ubicadas en sedes de partidos judiciales. 
  • Rechaza la recuperación de competencias en materia de nacionalidad, sea para recibir las solicitudes tal y como se hacía hasta junio de 2017, sea para instruir los expedientes de nacionalidad. 
  • Insiste en mantener la competencia compartida de los Notarios en la tramitación de los expedientes previos al matrimonio civil. 
  • Centraliza la función registral en su Encargado, ignorando la labor que realiza el personal de la Administración de Justicia en los Registros Civiles. 
  • Rechaza la reforma de la Ley de Jurisdicción Voluntaria en materia de aprobación de reconocimientos de filiación efectuado por menores de edad, sin ser consciente del problema que surgirá para su constancia una vez se complete la desjudicialización del Registro Civil. 

Ante la insuficiencia de la propuesta del Ministerio de Justicia, que se limita a querer que aceptemos por esta vía la Proposición de Ley del Partido Popular cuya toma en consideración fue rechazada por el Congreso de los Diputados, CCOO va a remitir un documento al Ministerio de Justicia, Partido Popular y Unidos Podemos, en el que expondremos nuestro punto de vista a la propuesta del Ministerio de Justicia, y que en esencia viene a defender el articulado propuesto por Podemos por ser el que realmente garantizaría que el Registro Civil siga siendo un servicio público, gratuito, cercano a los ciudadanos, servido en exclusiva por personal de la Administración de Justicia, con el mantenimiento de la actual estructura territorial, incluidos los Juzgados de Paz dotados de competencias, y de todos los puestos de trabajo. Es decir:

  • Que se establezca de forma clara que habrá Oficinas de Registro Civil en cada partido judicial, así como Oficinas delegadas en cada Juzgado de Paz, estableciendo sus funciones y normas de competencia. 
  • Que se reconozca la exclusividad de las Oficinas de Registro civil para la tramitación de todos los expedientes de Registro Civil, incluidos los previos al matrimonio civil.
  • Que se recuperen las competencias en materia de nacionalidad, poniendo fin al caos creado por el Ministerio de Justicia y del que se hace eco el Defensor del Pueblo en su Informe 2017. 
  • Que se reconozca en la Ley la labor que a diario presta el personal de la Administración de Justicia en los Registros Civiles, abandonando la concepción decimonónica que quiere mantener el Ministerio de Justicia. 
  • Que se solucionen los problemas que se derivarán de la desjudicialización del Registro civil (aprobación de reconocimientos de filiación, recepción de declaraciones de emancipación, expedientes de cambio de sexo, etc). 

A juicio de CCOO, si el Ministerio de Justicia entiende que la Proposición de Podemos coincide en muchos elementos esenciales con la proposición que en su día planteó el Grupo Parlamentario Popular, lo que no puede hacer es tratar de imponer una reforma ya rechazada, sino posibilitar que el PP apoye la toma en consideración de la Proposición de Podemos y presente en la tramitación parlamentaria las enmiendas que considere oportunas, para su debate.

CCOO va a instar a la celebración urgente de una reunión con el mismo, en que éste concrete su Proyecto sobre Registro Civil a que hace mención constante en su documento. También entendemos necesario que Ministerio de Justicia y Podemos inicien ya conversaciones para la toma en consideración de la Proposición de Podemos sobre Registro Civil, sin que el Ministerio de Justicia pueda imponer un punto de vista ya rechazado por el Congreso.