CCOO rechaza la modificación de la ley de la jurisdicción universal


12 feb. 2014


CCOO RECHAZA DE PLANO LA PROPOSICIÓN DE LEY DEL GOBIERNO APROBADA AYER EN EL CONGRESO DE LOS DIPUTADOS EN SOLITARIO POR EL PARTIDO POPULAR QUE LIMITA LA JURISDICCIÓN UNIVERSAL ESTABLECIDA EN EL ARTÍCULO 23 DE LA LEY ORGANICA DEL PODER JUDICIAL

La reforma propuesta por el Gobierno prohibirá que los Tribunales españoles investiguen y enjuicien delitos de derecho internacional como genocidio y lesa humanidad, terrorismo, tráfico ilegal o inmigración clandestina de personas, los relativos a la mutilación femenina y cualquier otro delito de derecho internacional humanitario y de protección de los derechos humanos pero, además, una disposición transitoria de la citada proposición de ley obligará a los jueces, cuando entre en vigor esta reforma, a archivar las diferentes causas abiertas en los Juzgados Centrales de Instrucción de la Audiencia Nacional como por ejemplo la causa que se está tramitando por crímenes de genocidio y torturas en Guantánamo, Tibet o China, la causa iniciada tras la denuncia de varios supervivientes españoles de los campos de concentración nazis por delitos de lesa humanidad incluidos el exterminio, la esclavitud y la tortura o la causa abierta por el asesinato del periodista José Couso, quedando impunes los citados delitos.

Con la reforma del año 2009 la jurisdicción universal ya sufrió un grave ataque pues la reforma estableció nuevos requisitos para que los tribunales españoles pudieran investigar crímenes de derecho internacional tales como que los hechos no estuviesen siendo investigados por un tribunal internacional o en otro país competente y, además, introdujo los requisitos relativos a la nacionalidad tales como que los criminalmente responsables fueren españoles o extranjeros que hubieran adquirido la nacionalidad española con posterioridad a la comisión del hecho.

Además, para CCOO esta reforma supondrá otro duro ataque a los derechos fundamentales de la ciudadanía para obtener la tutela de jueces y tribunales pues impide el acceso a la justicia de la acusación popular (asociaciones de víctimas, de ciudadanos…..)

CCOO denuncia que esta reforma operada por el Gobierno sólo responde a presiones internacionales de EE.UU. o China y de ahí las prisas con las que el Gobierno pretende imponer esta reforma que se tramita como proposición de ley para evitar la petición de informes jurídicos al Consejo de Estado, el CGPJ o el Consejo Fiscal.

CCOO acusa al Gobierno de ruin y mezquino por poner sus intereses en las relaciones bilaterales con países que vulneran sistemáticamente los derechos humanos por encima de esos derechos recogidos en la Declaración Universal de los Derechos Humanos. Con ello, el Gobierno de Rajoy prefiere salvar a los delincuentes internacionales que pasean por el mundo vanagloriándose de sus ignominiosas acciones antes que proteger a los que sufren persecución injusta, atropello a sus convicciones, y pagan hasta con su muerte por la defensa encarnecida de los derechos de los explotados y agredidos de todo el mundo.