El Gobierno se ahorró casi mil millones con la supresión de la extra a funcionarios


21 oct. 2013


Casi mil millones de euros son el ahorro que ha supuesto lo que ha supuesto la supresión de la paga extraordinaria de Navidad a funcionarios y altos cargos públicos. Concretamente 985,55 millones.

Esa es la cifra que ha facilitado el Ministerio de Hacienda en respuesta a una pregunta parlamentaria formulada al departamento de Cristóbal Montoro por parte de la diputada socialista Susana Sumelzo. La parlamentaria saber quería la cuantía del ahorro generado para el Estado tras la entrada en vigor de este de creto que el Ejecutivo de Rajoy aprobó por decreto en julio de 2012, además también solicitaba a dónde se ha destinado este dinero.


En la respuesta, el Gobierno señala un ahorro de 985,55 millones de euros en dicho ejercicio presupuestario, teniendo en cuenta únicamente las nóminas de los empleados públicos y altos cargos del ámbito del Estado, aunque no precisa el destino concreto de ese dinero. El Gobierno, sin embargo, recuerda que sus prioridades tras la consolidación fiscal y la estabilidad de las cuentas públicas son el gasto social -especialmente, las pensiones-, la educación, la sanidad y el I+D+i.

El Ministerio de Economía cifró en 5.430 millones el ahorro por la extra de todos los empleados públicos del Estado y en mil millones las pérdidas en la recaudación del IRPF

Cuando se aprobó el decreto ley que incluía este recorte puntual de las pagas extras, el secretario de Estado de Administraciones Públicas, Antonio Beteta cifró en 6.315 millones el ahorro conjunto de todas las medidas que afectaron a la función pública, que incluían también la reducción de los moscosos o ajustar el número de liberados sindicales.

Días después de la convalidación del decreto en el Congreso, la web www.thespanisheconomy.com, la página web del Ministerio de Economía para inversores extranjeros, publicaba un comunicado destinado a inversores y medios de comunicación en el que se cifraba en 5.430 millones el ahorro por la paga extra de todos los empleados públicos del país, incluidos los autonómicos, locales y de las diputaciones.
Por otra parte, la memoria económica de ese decreto de medidas contra el déficit de julio de 2012, donde se decidió suprimir la paga extra, calculaba una pérdida de recaudación por IRPF cercana a los 1.000 millones de euros por esta supresión de la paga de Navidad.

Publicado o 21/10/2013 en www.publico.es

Enlace permanente: pica aquí