CCOO califica de escandalosas y desvergonzadas las declaraciones de un dirigente de la cúpula de la CEOE


18 jun. 2013


La pretensión final de la CEOE es que los trabajadores se conviertan en esclavos sin ningún derecho

El director de relaciones laborales de la CEOE pretende destruir todos los derechos conquistados, pero los trabajadores lo vamos a impedir

José de la Cavada máximo dirigente de la CEOE, junto a Rosell, es el mismo que fue multado con 25.000 euros por trato vejatorio y acoso laboral hacia trabajadores (enlace de la noticia)

La hipocresía y la desvergüenza de dirigentes de la CEOE, que se demuestra cada vez más que dirige la política de reformas laborales del Gobierno, se ha vuelto a hacer patente ayer con las declaraciones de un máximo dirigente de la CEOE, reclamando la abolición de otro derecho laboral que trasciende incluso dicha esfera, porque constituye un derecho elemental reconocido en todas las democracias. 

Calificar de vestigio franquista el derecho a disponer del tiempo imprescindible para acudir al fallecimiento de un familiar muy cercano, como el padre o madre, hijo o hermano, o en el caso de una enfermedad grave o hospitalización de éstos, demuestra la verdadera catadura moral de este dirigente de la CEOE, que no dudaba en acosar a trabajadores a su cargo, y que ya fue multado con 25.000 euros por su actitud intolerable, propia de sistemas feudales. 

La CEOE no solo quiere la reforma laboral, aprobada por el gobierno en 2012, que elimina de un plumazo derechos conquistados por los trabajadores en los últimos 35 años y permite el despido y el cambio impuesto de las condiciones laborales de millones de trabajadores, ahora además quiere convertir en esclavos a todos los trabajadores de este país, pero los trabajadores lo vamos a impedir. 

De lo que no dice nada Cavada es del apoyo que mantuvieron él y otros muchos de la patronal, durante muchos meses, a personajes de la CEOE, como el anterior presidente de dicha organización, Díaz Ferrán, que hoy ya está en la cárcel por presunto delito de alzamiento de bienes y blanqueo de dinero, y que ha sido condenado también a 15 años de inhabilitación por la quiebra de la empresa Viajes Marsans, y tiene más procesos pendientes. 

Esta es la desvergüenza de algunos patronos en España y su verdadera preocupación del bienestar general, porque su verdadera cara es: atacar todos los derechos de los más débiles, y mirar hacia otro lado cuando personajes de la patronal CEOE se ven envueltos en los casos más graves y lamentables de corrupción. 

Madrid a 18 de junio de 2013