Donde dije digo...


20 abr. 2013


"Lagarde dice ahora que con una tasa de paro del 25% España necesita un ajuste fiscal más flexible"

Publicado en www.republica.com

  • Dice que teniendo en cuenta "la situación del país y el esfuerzo que ha realizado", con una tasa de paro del 25%, "necesita más tiempo para hacer la consolidación fiscal"





REPÚBLICA / AGENCIAS | WASHINGTON PUBLICADA EL 18-04-2013

La directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde, aseguró hoy que España debe ser más "flexible" en el ritmo de ajuste fiscal, es decir, que debe suavizarlo si no quiere perder el tren de la recuperación y agravar el problema del elevado paro que ya padece. En una rueda de prensa en Washington, en el marco de la reunión de primavera del FMI y el Banco Mundial (BM) que comienza este viernes, Lagarde ha contestado con un rotundo "sí" a la pregunta de si consideraba que España debía ser más flexible en su ajuste fiscal, para posteriormente añadir que, teniendo en cuenta "la situación del país y el esfuerzo que ha realizado", con una tasa de paro del 25%, "necesita más tiempo para hacer la consolidación fiscal". Hace solo un par de días que el FMI propinaba un tremendo mazazo a las previsiones que maneja el Gobierno español estimando que la recesión será más aguda este año, con un retroceso del 1,6%, que el paro batirá nuevos récords escalando al 27%, que el Gobierno no podrá cumplir con sus objetivos de reducción de déficit ni siquiera en 2018 y que la deuda pública llegará ese año al 110,6% del PIB.

Lo que dice ahora el Fondo es que es “obvio” que España necesita seguir reduciendo su déficit “pero necesita hacerlo a un ritmo gradual”, que represente un equilibrio entre la necesidad de reducir la deuda y el déficit y ofrecer un respaldo activo a la economía. Y todo esto a una semana de que el Gobierno de Rajoy presente un nuevo paquete de reformas que, a tenor de los escasos detalles que se han avanzado, afectará a las pensiones, la energía y la fiscalidad.

Las declaraciones de Lagarde sorprenden sobre todo porque en la presentación de las previsiones para España del martes pasado, el FMI calculaba un tímido avance del 0,7% en 2014 y recomendaba que “serán necesarias nuevas medidas de ajuste que posiblemente afectarán al crecimiento, así que esos pronósticos pueden ser demasiado altos”. Así lo afirmó al menos Jorg Decressin, subdirector del departamento de análisis. El FMI no descartaba que el retroceso persista en 2014 y rebajaba también las previsiones para los siguientes años.

No obstante, el economista del FMI Philip Gerson, remarcó durante la presentación del martes del informe fiscal global que “ya ha habido un gran ajuste en España en el 2012″. El Fondo ha instado a los países avanzados que se encuentran inmersos en un proceso de consolidación fiscal, especialmente en la zona euro, que eviten atenerse a los objetivos nominales de reducción del déficit y se marquen metas estructurales.

Este jueves, Lagarde ha señalado que la actual recuperación económica global a “tres velocidades” no es un escenario saludable en un mundo interconectado. “Esta recuperación a tres velocidades no es suficiente”, han sido sus palabras y ha añadido que es necesaria “una economía global que avance a plena velocidad”. El economista jefe del FMI, Olivier Blanchard, ya advirtió el martes de que “hemos pasado de una recuperación a dos velocidades a una recuperación a tres velocidades”, lo que se traduce en que “los mercados emergentes y las economías en desarrollo aun están fuertes, pero en las avanzadas aparece una bifurcación entre Estados Unidos y la eurozona”.

El Fondo espera que la economía global crezca un 3,3% este año, con los países emergentes a la cabeza, EEUU en un distante segundo lugar y Japón y sobre todo la zona euro en el vagón de cola. La titular del FMI ha apuntado que la economía global se encuentra en un “momento crítico” y aunque celebra el que “lo peor” parece haber quedado atrás, lamenta que el actual ritmo de recuperación no sea suficiente todavía para crear empleo.

Lagarde ha insistido, por lo demás, en que el pasar de la recuperación de tres velocidades a una economía global que avance a plena velocidad exigirá “políticas personalizadas”. Ha mencionado, en ese sentido, que los países emergentes necesitan evitar los “excesos financieros” y reforzar la supervisión y regulación. EEUU, por su parte, necesita revisar el ritmo de su ajuste fiscal y prestar atención a la demanda privada. La zona euro, “que ha logrado mucho en un periodo corto de tiempo” precisa concretar la unión bancaria y Japón debe reducir su deuda.

Enlace permanente: http://goo.gl/Gkm9A