La Justicia se reserva el derecho de admisión, al alcance sólo de personas con dinero


26 nov. 2012


Mientras el 14-N miles de personas hacían huelga contra los recortes y las políticas restrictivas de Rajoy, el Gobierno aprobó en el Senado, a pesar de 6 propuestas de veto y 150 impugnaciones de los distintos partidos políticos, la Ley de Tasas Judiciales. La Justicia se convierte en un "artículo de lujo" al alcance de las personas más ricas.


Para CCOO es intolerable que este Gobierno exija a los ciudadanos con salario mínimo (unidad familiar de dos personas que cobran ambos el SMI) pagar unas tasas que no pueden, mientras las personas con 100.000 euros de ingresos mensuales pagarán la misma tasa. No hay proporcionalidad ni decencia en la decisión de Gallardón.

Este despropósito demuestra la catadura moral de Gallardón que además de mostrar una hipocresía sin límites (cuando manifiesta "que los que no tengan recursos tendrán el acceso a la justicia gratuita", una mentira inmensa, porque no es verdad en absoluto), pretende engañar a los ciudadanos honestos para que sigan creyendo por buena voluntad en las constantes mentiras de este Gobierno. 

CCOO manifiesta su oposición frontal a esta ley, a la que nos llevamos oponiendo desde que conocimos el primer informe que elaboró el ministerio de Justicia hace meses cuando era solamente un anteproyecto de Ley. Y CCOO va a seguir luchando para que Gallardón retire esta Ley inaceptable.

Solo quienes disfruten de un alto poder adquisitivo podrán acceder a la Justicia, ya que ahora, por ejemplo, un recurso por despido costará 500 euros. Además la norma ha sido tramitada de urgencia, "como si lo más importante para el país ahora fuese recaudar por el acceso a la justicia". El objetivo es claramente recaudatorio además de limitar a los más débiles el ejercicio de sus derechos con tasas en suplicación y casación". El sindicato ha enviado dos cartas al Ministro de Justicia y a la Ministra de Empleo, mostrándole su "profundo desacuerdo".

La norma impulsada por el Ministro Alberto Ruiz Gallardón, acaba de entrar en vigor, y aunque se retrasará su puesta en marcha debido a una falta de documentos, cuando lo haga otro de los derechos básicos de la ciudadanía se verá directamente eliminado a favor, una vez más, de los que más tienen.

El sindicato ha criticado este nuevo "revés" a los derechos sociales y laborales con un "mazazo" directo a uno de los pilares de la democracia de nuestro país, la Justicia que, a partir de hoy, deja de escribirse con mayúsculas.

Remitimos hoja de CCOO, tras la publicación en el BOE de la Ley de Tasas, en la que se demuestra la desvergüenza del Gobierno y de su ministro, al excluir a los ciudadanos sin recursos de la Administración de Justicia.