CCOO exige al Gobierno incrementos salariales para empleadas y empleados públicos y rechaza la posible congelación salarial


18 oct. 2017



  • CCOO rechaza la posible congelación salarial e intensificará las movilizaciones ante la pasividad del Gobierno respecto a seguir trabajando para sacar adelante los Presupuestos Generales del Estado para 2018.

CCOO ha analizado el plan presupuestario que el Gobierno ha remitido a Bruselas, donde se contempla la congelación de los salarios públicos*. El sindicato rechaza tajantemente esta posibilidad, que en ningún momento ha planteado el Ministerio de Hacienda y Función Pública a lo largo de las negociaciones recientes, suspendidas desde que se intensificó el conflicto en Cataluña.

“Plantear una posible congelación salarial supone que el Gobierno reconoce su aislamiento político y su incapacidad para lograr apoyos suficientes para la aprobación de los Presupuestos Generales del Estado para 2018”, afirma Pepe Fernández, coordinador del Área Pública de CCOO, quien también anuncia que el sindicato intensificará la campaña puesta en marcha en septiembre para “recuperar lo arrebatado a las empleadas y empleados públicos”.

Además CCOO ha analizado las prórrogas presupuestarias de otros años (1983, 1990, 1996 y 2012) y, salvo en 1983, en todas se trataron las retribuciones del sector público. Por ello, CCOO insta al Gobierno a retomar la negociación sobre las condiciones laborales de las empleadas y empleados públicos, recordando que desde 2010 han perdido más de un 13% de poder adquisitivo y que todo el sector ha perdido cerca de 300.000 empleos, además del derecho a la negociación colectiva en temas tan sensibles como jornada laboral, prestaciones por incapacidad temporal (IT), salud laboral, etc.

Para CCOO “es el momento de recuperar las condiciones laborales de las empleadas y empleados públicos, de reponer derechos. Sólo así se contribuirá a revitalizar el consumo y ayudar a consolidar el crecimiento económico". Por ello, el sindicato seguirá celebrando asambleas y concentraciones en el marco de la campaña “¡Vamos a recuperar lo arrebatado!” para exigir al Gobierno negociación y, en este caso y tras este anuncio “indirecto” de posible congelación salarial, no descartan intensificar las acciones para que se incluyan en los Presupuestos Generales del Estado 2018, haya o no prórroga, subidas salariales y aumento de las inversiones, ambas cuestiones necesarias para consolidar el crecimiento económico.

* PLAN PRESUPUESTARIO 2018 Y REMISIÓN TRIMESTRAL DE INFORMACIÓN. Pág. 13.

"Por el lado del gasto, la ratio se reduce de 2017 a 2018 hasta alcanzar el 40,6% del PIB, consecuencia de la contención del gasto público debido, en gran medida, al supuesto de congelación de los salarios públicos por tratarse de un escenario a política constante".

Comisiones Obreras es el primer sindicato en la Función Pública, al contar con el apoyo de un 37,35% del personal público y tener cinco representantes en la Mesa general de negociación de las Administraciones Públicas, frente al 33,91% de UGT (cinco representantes), 22,14% de CSIF (tres), 2,88% de CIG (uno) y 3,20% de ELA (uno).