CCOO se dirige también a los diputados denunciando al Gobierno por la situación de desamparo en la que dejará después del 30.06.2017 a las personas extranjeras


28 jun. 2017



La decisión de Catalá de impedir que después del 30 de junio de 2017 se puedan presentar ante el Registro Civil solicitudes de nacionalidad, es un ataque intolerable a las personas extranjeras

CCOO HA PRESENTADO EN LOS ÚLTIMOS DÍAS ESCRITOS DIRIGIDOS A LA OFICINA DEL DEFENSOR DEL PUEBLO Y A TODOS LOS DIPUTADOS Y DIPUTADAS DE LA COMISIÓN DE JUSTICIA DEL CONGRESO DE LOS DIPUTADOS

LOS ESCRITOS DE CCOO DENUNCIAN LA SITUACIÓN DE DESAMPARO EN LA QUE SE DEJARÁ POR EL GOBIERNO A LAS PERSONAS EXTRANJERAS DESPUÉS DEL 30 DE JUNIO DE 2017

En los últimos días, CCOO ha presentado varios escritos ante las más altas instituciones del Estado, con el objetivo de paralizar la decisión del ministro de Justicia y del Gobierno que impide que, a partir del 30 de junio de este año, no se puedan presentar solicitudes de nacionalidad por las personas extranjeras ante el Registro Civil:

Esta decisión supone:

Que a partir del 30 de junio de 2017 más de 5 millones de ciudadanos extranjeros residentes en España se quedan sin la posibilidad de presentar sus solicitudes de adquisición de la nacionalidad española por residencia a través de los Registros Civiles, único órgano administrativo de referencia actual ante el que poder iniciar dichos trámites

Supone un grave perjuicio que se va a ocasionar a los ciudadanos extranjeros por la desaparición de esta competencia por parte de los Registros Civiles.

La inexistencia de un órgano administrativo de referencia, dependiente del Ministerio de Justicia supone a nuestro juicio la vulneración por el Ministerio de Justicia de numerosos derechos de los ciudadanos extranjeros en relación con dicho trámite, establecidos en el artículo 53 de la Ley 39/2015, de 1 de octubre, del Procedimiento Administrativo Común de las Administraciones Públicas

A partir del 30 de junio de 2017 la pérdida de la competencia de los Registros Civiles tendrá los siguientes efectos:
1.- Los ciudadanos extranjeros ya no tendrán un organismo cercano en donde informarse sobre los requisitos para la adquisición de la nacionalidad española, documentación a presentar y trámites a realizar.

2.- Los ciudadanos extranjeros ya no tendrán un organismo ante el que cerciorarse de que la documentación que acompañan a su solicitud de nacionalidad española es la correcta y adecuada.

3.- Los ciudadanos extranjeros ya no tendrán una oficina administrativa cercana ante la que poder presentar su solicitud de adquisición de la nacionalidad.


Por todo ello, CCOO ha solicitado a los Grupos Parlamentarios y al Defensor del Pueblo que se realicen las actuaciones urgentes que consideren oportunas y se dé máxima difusión posible a las medidas que van a entrar en vigor el 30 de junio, a fin de conseguir que el Ministerio de Justicia dé marcha atrás y con ello evitar la vulneración de los derechos administrativos de los ciudadanos extranjeros que quieran adquirir la nacionalidad española en todo lo relativo al inicio y presentación de dicha solicitud, y en definitiva, de su derecho a acceder a dicha nacionalidad española.