CCOO denuncia nuevas medidas del Gobierno contra las personas inmigrantes que pretendan solicitar la nacionalidad española por residencia


16 jun. 2017



Adjuntamos nota de prensa de CCOO en relación con el desatino que va a suponer que las solicitudes de nacionalidad por residencia dejen de poder efectuarse en los Registros Civiles a partir del 30 de Junio próximo


Desde CCOO hemos solicitado al Gobierno y a todos los Grupos Parlamentarios que la entrada en vigor de la disposición que lo regula en el RD 1004/2015 sea prorrogada, al menos, hasta que entre en vigor la nueva Ley del Registro Civil (el 30 de Junio de 2018 tras la última vacatio legis), aunque nuestro objetivo final, y así lo estamos exigiendo, es que la competencia, también en esta materia, sea exclusiva de los Registros Civiles como garantía de gratuidad, universalidad, proximidad a la ciudadanía y profesionalidad de quienes ejercen esta tarea.

 CCOO  denuncia nuevas medidas del Gobierno contra las personas inmigrantes que pretendan solicitar la nacionalidad española por residencia

La nefasta gestión de los trámites para adquirir la nacionalidad española que ha hecho el Ministerio de Justicia en los últimos años se verá agravada con la pérdida de la competencia de los Registros Civiles para recibir las solicitudes de nacionalidad a partir del próximo 30 de junio, fomentando la privatización de dicho trámite y con grave perjuicio a la ciudadanía.

 CCOO  considera que esta medida es un completo desatino del Ministerio de Justicia, que busca promover que los ciudadanos extranjeros contraten los servicios de abogados, procuradores o gestores administrativos para presentar sus solicitudes de nacionalidad española, privatizando con ello trámites y gestiones públicas. Esto supondrá encarecer un trámite que desde el Real Decreto 1004/2015 no es gratuito, pues todo solicitante de nacionalidad, sea mayor o menor de edad, pertenezca o no a una familia numerosa o monoparental, sean cuales sean sus ingresos, tenga o no discapacidad, etc., tiene que pagar una tasa de 100 € por su solicitud (ignoramos cuál ha sido el destino de lo recaudado desde octubre de 2015) , a lo que hay que añadir los cerca de 200 € que cuesta realizar las pruebas de conocimiento del idioma castellano y de conocimiento de la cultura española en el Instituto Cervantes. 

 CCOO  reclama la urgente modificación del Real Decreto 1004/2015, de modo que permita a los ciudadanos extranjeros seguir siendo informados y poder presentar sus solicitudes de nacionalidad a través de los Registros Civiles a partir del 30 de junio de 2017, sin límite de fecha alguna, como mejor garantía de sus derechos.