Marcha sindical frente al Parlamento para reclamar empleo público


18 dic. 2013


Varios centenares de la Plataforma Galega en defensa dos Servizos Públicos piden no recortar "nuestros derechos"


Varios centenares de miembros de la Plataforma Galega en defensa dos Servizos Públicos se han concentrado ante el Parlamento, mientras el pleno debatía los presupuestos de 2014, con una pancarta con la leyenda de "es público, es tuyo, sálvalo".

Durante la concentración, un grupo de un centenar realizó una marcha en torno a la manzana en la que se ubica el Legislativo, con una pancarta por "la defensa de los servicios públicos, que no recorten nuestros derechos".

Entre los lemas coreados por los miembros de la plataforma figuraron "la Xunta de Galicia recorta y privatiza" y "el partido que privatiza tiene el dinero en Suiza".

Carmen López Santamariña, coordinadora de la función pública de la CIG y portavoz de la plataforma, integrada por 18 organizaciones sindicales, declaró a los informadores que la Xunta y su presidente deberían "reflexionar" al aprobar los presupuestos para el 2014, que, en su opinión, "van a llevar al exterminio casi definitivo de los servicios públicos".

Para la sindicalista, en tiempos de crisis la protección a la sociedad tiene que ser mayor y no pueden desaparecer servicios básicos como los sociales, "en precariedad total", la sanidad, la enseñanza o la justicia, que se están poniendo "en manos del mejor postor, donde den mayor rentabilidad, en manos privadas".

Por su parte, Verísimo Pazos, de Comisiones Obreras, explicó que los presupuestos de 2014 son restrictivos, privatizadores y que ahondan el desmantelamiento de los servicios públicos y hacen recaer sobre los empleados públicos los costes de una mala gestión de la Xunta.

Pazos insistió en que la defensa de los servicios públicos es "fundamental para una salida justa de la crisis" y denunció que su deterioro "entra en la ofensiva neoliberal en que está inmerso este Gobierno".

José Brunete, del sindicato CSIF, comentó que los empleados públicos han demostrado "con creces" su capacidad de solidaridad con el país, ya que desde 2010 han perdido más de un 30 por ciento de su salario.

Agregó que se encuentran "hartos" de que el Gobierno los utilice "como instrumento para vender una gestión económica quizás no tan buena", ya que los empleados públicos son, a su entender, los "paganos" del déficit de Galicia, pues el 43 por ciento de la reducción "ha sido a costa de los empleados públicos".

Brunete denunció que Galicia en los dos últimos años ha perdido más de 22.000 empleos públicos, en unos servicios que se están prestando "a través de empresas privadas".

Finalmente, José Manuel Vázquez, secretario general de la federación de servicios públicos de UGT-Galicia, dijo que la concentración de hoy pretende dar respuesta a "un cúmulo de medidas injustas" que están padeciendo unos empleados públicos que han perdido más del 25 por ciento de su poder adquisitivo en los últimos años.

Para Vázquez, la "destrucción y sangría" del empleo público repercute en la calidad de los servicios que se prestan a la ciudadanía, que afecta a sus derechos en una situación de crisis en la que las necesidades mas básicas y elementales se acentuaron.

Durante la concentración se acercaron a los sindicalistas diputados de los grupos de la oposición, entre ellos el portavoz socialista José Luis Méndez Romeu, quien dijo que los presupuestos de la Xunta serán aprobados "con una total indiferencia y menosprecio del Gobierno de Galicia sobre la necesidad de los servicios públicos".

Méndez Romeu denunció que el PP rechaza cualquier tipo de modificación y ahonda en el recorte que están sufriendo los servicios de enseñanza, sanidad o los servicios sociales y de dependencia y, en general, todos los servicios que son prestados por empleados públicos, que son los que garantizan la equidad, igualdad y no discriminación entre los ciudadanos.

Para ilustrar esta actitud del PPdeG, añadió que grupo había presentado más de 700 enmiendas a los presupuestos y la mayoría parlamentaria no ha aceptado "ni una sola".

Por su parte, Francisco Jorquera, del BNG, consideró que "el PP confunde su mayoría absoluta con la dictadura de la mayoría" y aprobará los presupuestos sin aceptar una sola enmienda, por lo que consideró que el PP "ha reducido el Parlamento a un simple apéndice de lo que dicta la Xunta de Feijóo".

Jorquera concluyó que los presupuestos de 2014 "ahondarán en la espiral del austericidio, van a seguir recortando servicios públicos y políticas sociales" y van a acentuar la crisis económica y situar a Galicia "al borde de la ruina".

Publicado o 17/12/2013 en www.farodevigo.es

Enlace permanente: pica aquí