El comisario Europeo para los Derechos Humanos considera que en España la austeridad tiene impacto negativo en los DDHH


3 dic. 2013


Publicado en www.elpais.com

“En España, la austeridad tiene impacto negativo en los derechos humanos”

El comisario Muiznieks urge a garantizar la protección de niños y discapacitados

Los recortes en sanidad, educación y medidas sociales han conducido a un preocupante crecimiento de la pobreza de las familias en España”. Así de tajante se ha mostrado en un informe el comisario para los Derechos Humanos del Consejo de Europa, Nils Muiznieks, tras su visita a España el pasado junio. Considera que las medidas de austeridad “tienen un impacto particularmente negativo en los derechos humanos de los niños y las personas discapacitadas” y añade: “las autoridades españolas deben hacer más para asegurar que los derechos humanos de los grupos más vulnerables se respeten”.
Los “significativos” recortes en el presupuesto de educación, como los ha calificado Muznieks, de los últimos tres años están “minando la igualdad de oportunidades de los niños, haciendo cada vez más difícil el acceso a una educación de calidad”. Ha pedido al Gobierno español que mantenga una educación en derechos humanos, ya que ello es “clave” para construir “una generación de ciudadanos responsables, que son la esencia de una sociedad democrática”. La austeridad está empeorando también las condiciones de vida y la inclusión social de las personas con discapacidad, según el comisario. “España debería ajustar sus políticas de forma que aseguren recursos para que los discapacitados puedan disfrutar de oportunidades de empleo y educación”.
Además, el comisario se muestra preocupado por la conducta de las fuerzas de seguridad. “Los malos tratos y la impunidad de los miembros de las fuerzas de seguridad son una cuestión muy grave por la que España ya ha sido condenada por organismos internacionales, incluido el Tribunal Europeo de Derechos Humanos”. Pide al Gobierno que asegure que los funcionarios encargados del cumplimiento de las leyes “respetan plenamente las normas internacionales de derechos humanos”. Especialmente, Muiznieks ha expresado preocupación por la incomunicación de los presos, prácticas que califica de “violaciones graves” de los derechos humanos que “deben ser abolidas”. En este contexto, el comisario urge a eliminar las identificaciones por perfil étnico que “estigmatizan” a los inmigrantes, así como las detenciones.
Muiznieks se manifiesta consternado también por el “desproporcionado”uso de la fuerza por parte de las fuerzas de seguridad, a la hora de controlar las manifestaciones contra la austeridad. Llama la atención sobre la “falta de visibilidad” del número de identificación de los policías, “especialmente” durante las manifestaciones, porque con ello se ha “impedido la persecución y sanción de los agentes que violan el derecho a la libertad de expresión de los manifestantes”. El comisario se muestra alarmado por la impunidad policial respecto a los “malos tratos cometidos por las fuerzas del orden” y vuelve a urgir al Estado a que ponga fin a esta “larga práctica” que en algunos casos “perdona incluso la tortura”