CCOO no ha cometido ninguna ilegalidad ni hay indicios de enriquecimiento personal de ningún responsable sindical


18 oct. 2013


El secretario general de CCOO, Ignacio Fernández Toxo, y el de CCOO de Andalucía, Francisco Carbonero, han aseverado que CCOO no ha cometido ninguna ilegalidad – "CCOO no ha formado ni forma parte de ninguna trama de reparto de subvenciones" – ni hay indicios de enriquecimiento ilícito por parte de las federaciones afectadas o beneficio personal de ningún responsable sindical, en los ERE de Andalucía.



Estas declaraciones las han hecho públicas ambos líderes de CCOO durante la presentación en rueda de prensa de las conclusiones y recomendaciones de la comisión de investigación interna del sindicato sobre su actuación en los expedientes de regulación de empleo (ERE) fraudulentos de Andalucía.

“Estas conclusiones se presentan a la opinión pública solo un día después de que el Consejo Confederal del sindicato las haya conocido”, enfatizó el secretario de Organización y Comunicación de CCOO, Fernando Lezcano, al comienzo de la rueda de prensa en la que Toxo y Carbonero expusieran el informe de la Comisión de investigación interna puesta en marcha por la Ejecutiva confederal del sindicato, que después de varios meses de trabajo ha concluido que la actuación del sindicato y de los responsables sindicales que ha intervenido en los ERE de Andalucía se atiene a la legalidad, si bien reconoce que los procedimientos de actuación son mejorables.

“El 99,9% de los ERE se han iniciado a instancia de la empresa”, de los cuales menos del 10% en Andalucía, ha comenzado explicando Toxo, que ha subrayado que la intervención sindical en los ERE es obligada por mandato legal y de los trabajadores afectados. El sindicato actúa tras la presentación del ERE, “es una intervención especializada que comprende gabinetes jurídicos, económicos y actuariales, que supone un gasto que tiene que ser retribuido”, señaló.

“Se facturan servicios, no se cobran comisiones”, como entiende la instrucción judicial, afirmó rotundo el secretario general de CCOO, que añadió que los gastos deben recaer sobre las empresas que presentan el ERE y no sobre los trabajadores. “Sería injusto que los trabajadores que van al paro, aunque se beneficien de la actuación del sindicato, paguen”, destacó.

“No hay indicios de enriquecimiento personal de los imputados -"si lo hubiese, el sindicato tomará las decisiones que correspondan"- y CCOO no ha formado ni forma parte de ninguna trama”, resumió Toxo, si bien autocríticamente afirmó que ha existido desorden y que los procedimientos son “mejorables”, como pone de relieve la comisión de investigación que propone, entre otras medidas, que en el futuro no se facture a consultoras o con cargo a fondos públicos, aunque sea legal, y que los procedimientos sean transparentes y comunes a todas las organizaciones del sindicato.

“CCOO ha actuado desde la defensa de los intereses de los trabajadores, con el objetivo de mantener el máximo de puestos de trabajo y para aquellos que lo pierdan salgan en con las mejores condiciones posibles”, concluyó por su parte el secretario general de CCOO de Andalucía, Francisco Carbonero, que negó rotundamente que CCOO se haya financiado ilegalmente o pertenezca a una trama ilegal. "Es absolutamente falso que la organización haya formado parte de ninguna trama sobre los ERE en Andalucía. No hemos hecho nunca ningún acuerdo con la Junta de Andalucía, ni es cierto que el sindicato iba todo el día corriendo detrás de las aseguradoras", subrayó
.