Las pensiones pueden perder en los próximos 15 años un 28% de poder adquisitivo


15 sept. 2013


El cálculo inicial de impacto realizado por CCOO, señala que las reformas presentadas por el viernes en el consejo se ministros, si se pusiesen en marcha tal cual se han presentado, sin contar con otras medidas adicionales de mejora de ingresos que pudieran corregir total o parcialmente sus efectos, supondrán una pérdida de poder adquisitivo de las pensiones de entre un 14,8% y hasta un 28,3% durante los próximos 15 años.
Carlos Bravo, secretario confederal de Protección Social de CCOO
Carlos Bravo, secretario confederal de Protección Social de CCOO
En opinión de Carlos Bravo, secretario confederal de Protección Social de CCOO, "la propuesta del Gobierno se limita a establecer dos instrumentos (Factor de Sostenibilidad e Índice de Revalorización de Pensiones) que centran exclusivamente su atención en un ajuste del gasto, olvidando cualquier medida de mejora de ingresos que pudieran reforzar la sostenibilidad del sistema".

No es la disminución en términos reales de la protección social del sistema de pensiones la vía para afrontar los retos de medio plazo, conocidos y previsibles, que este tiene que abordar. Por su parte, el desequilibrio actual, producto de la coyuntura de crisis y agravado por las políticas de ajuste y empobrecimiento que se están desarrollando en los últimos años, requiere, también para CCOO, la asunción de medidas en el corto y medio plazo para reducir el desequilibrio actual entre ingresos y gastos y contribuir, junto con el Fondo de Reserva de la Seguridad Social a superar la presente etapa de dificultades.

Para ello, CCOO va a trasladar a la mesa de negociación convocada por el Gobierno, además de su discrepancia con los plazos y procedimientos con que se quiere abordar esta nueva reforma del sistema de pensiones (haciendo coincidir, en primera instancia, las conversaciones con los interlocutores sociales y la petición de dictamen al Consejo Económico y Social y, en segundo término con la eventual tramitación parlamentaria de un proyecto de ley); una batería de medidas alternativas para actuar sobre el sistema de pensiones en el corto, medio y largo plazo. Todo ello, con una perspectiva de equipararnos a los países de nuestro entorno en cuanto al porcentaje del PIB que dedicamos a sostener nuestro sistema de pensiones, pasando del actual 10,2% al entorno del 13,5% en el que ya se sitúan esos países.

Una parte significativa de esta aportación debe producirse en el corto plazo y el resto, se incorporaría progresivamente a medio plazo permitiendo asumir el previsto incremento de gasto en pensiones en las próximas décadas con medidas adaptadas a la actual coyuntura y otras de carácter más estructural.

Sin embargo, en opinión de CCOO el Gobierno parece renunciar a las medidas de mejora de ingresos e intenta utilizar la reforma del factor de sostenibilidad para corregir el déficit que coyunturalmente presenta el sistema de Seguridad Social. Carlos Bravo señala en este punto que “el gobierno olvida que el verdadero objetivo del Factor de Sostenibilidad debe ser garantizar la respuesta del sistema a los retos estructurales del sistema (demográfico, principalmente) que tendrá que afrontar en el medio y largo plazo, pero no para resolver la coyuntura actual, que precisa de medidas de mejora de ingresos”.

Por ello, CCOO propone diferentes medidas de incremento de ingresos con un doble objetivo:
En el corto plazo y medio plazo, ayudar a resolver el actual déficit coyuntural que presenta el sistema de Seguridad Social como consecuencia de la destrucción de empleo derivada de la crisis económica y la equivocada política económica de austeridad.

En el medio y largo plazo, contribuir a mejorar la financiación del sistema de Seguridad Social de modo que se garantice su sostenibilidad sin tener que recurrir a medidas de ajuste caracterizadas por el recorte de prestaciones y derechos.

Algunas de las alternativas que pueden plantearse y que CCOO pondrá sobre la mesa son las siguientes. La asunción y puesta en marcha de todas o algunas de ellas, afronta de forma más justa y razonable las exigencias del sistema de pensiones:

DE APLICACIÓN INMEDIATA

1. Incremento temporal de los tipos de cotización por contingencias comunes, mediante un esfuerzo adicional compartido entre las empresas, los trabajadores con empleo y el Estado.

DE APLICACIÓN PROGRESIVA

2. Incremento de base máxima de cotización (Prevista en reforma de pensiones 2011).

3. Convergencia de la base media de cotización del RETA con la del Régimen General (Prevista en reforma de pensiones 2011).

4. Asunción del Estado de los gastos de personal de la administración de Seguridad Social.

5. Convertir los programas de reducciones a la contratación en programas de bonificación.

DE CARÁCTER ESTRUCTURAL

6. Políticas de reactivación económica que ayuden a recuperar los 3 millones de empleos perdidos en lo que va de crisis.

7. Persecución del fraude asociado a la economía sumergida.

8. Asunción paulatina por los Presupuestos Generales del Estado de la financiación del nivel asistencial de las prestaciones de muerte y supervivencia

9.- La reforma fiscal es la actuación estructural más determinante y necesaria en la economía española que determina la capacidad de actuación en el conjunto de sistemas de protección social y servicios públicos.