La Xunta decide mantener en el 2014 el recorte salarial del 4% a los funcionarios


13 sept. 2013


Prorroga el recorte medio del 40 % en las extras de sus 88.000 empleados

Lo anunció muy a su modo, intentando restarle importancia, así como si se tratara de algo consabido. Tampoco lo contó motu proprio, sino en rueda de prensa, tras el Consello de la Xunta, en respuesta a una pregunta sobre la congelación salarial para todo el funcionariado que el Gobierno central aprobará en breve. «Non vai haber cambios ao respecto. Manteremos as pagas extra no 2014 como as que tivemos este ano. Creo que xa o dixeramos cando presentamos os Presupostos do 2013, [hai nove meses]», reconoció ayer Alberto Núñez Feijoo. O sea, los casi 88.000 empleados de la Administración autonómica cobrarán durante el ejercicio próximo lo mismo que en el actual: más que en el 2012, pero, por término medio, un 4 % menos de lo que en situación normal les correspondería. Se prorroga el recorte.

Feijoo ató así el cabo suelto que había dejado la semana pasada en la entrevista en el programa Vía V, donde descartó que la Xunta vaya a meter de nuevo la tijera a las nóminas de sus trabajadores en lo que resta de legislatura. Los sindicatos acogieron con reservas ese compromiso y reclamaron un gesto al Ejecutivo, para que ponga sobre la mesa mecanismos para reintegrar en el 2014 la parte de las extras retirada en este ejercicio. Pero no solo no se llevará a cabo esa reposición, sino que se mantendrá la merma retributiva aplicada este año. De este modo, los empleados de la Xunta volverán a ingresar en el ejercicio que viene un 40 % menos por término medio de las pagas extraordinarias que cobraron en julio y diciembre del 2011.

Este ajuste se canaliza a través del complemento específico, lo que permite a Facenda introducir un criterio de progresividad por el que penaliza a los trabajadores en función de la categoría laboral que tienen reconocida. Así, el impacto del recorte de las extras es mayor entre los empleados con nóminas más altas, donde el tijeretazo alcanza el 6 % de su retribución anual. En cambio, entre los que tienen sueldos más modestos, la medida supone una merma media del 2 %. La Xunta anunció esta medida en diciembre pasado, semanas después de las elecciones autonómicas a las que Feijoo acudió con el compromiso de no exigir nuevos «sacrificios» a los empleados públicos. Ese precedente y el clima de tensión por las restricciones incorporadas en las condiciones laborales a través de la Ley de Medidas Temporais do Emprego Público (que suprime días de libre disposición y retrasa el cobro del 100 % de la incapacidad temporal hasta el día 21 de baja, entre otras medidas) llevó a Facenda a presentar el recorte como una subida salarial respecto al 2012, por ser su impacto inferior al 7 % que implicó la retirada de la extra de diciembre pasado por parte del Gobierno de Rajoy.

El mantenimiento del recorte de las dos pagas extraordinarias agravará en el 2014 la merma salarial que el plantel de la Xunta arrastra desde que el Ejecutivo de Zapatero le rebajó el 5 % en junio del 2010. Los sindicatos calculan que la pérdida de poder adquisitivo ronda el 30 %.

Publicado o 13/09/2013 en www.lavozdegalicia.es

Enlace permanente: pica aquí