Pontevedra: Los afectados piden a la Diputación ayuda para sufragar las tasas judiciales


10 abr. 2013



PONTEVEDRA. Las plataformas de afectados por las preferentes y subordinadas de Marín y Pontevedra efectuaron ayer una nueva protesta delante de la Subdelegación del Gobierno y de la Diputación. En el Pazo Provincial entregaron un escrito con una petición dirigida a Rafael Louzán: la concesión de ayudas económicas a los perjudicados por la comercialización de los productos financieiros tóxicos que deseen reclamar la devolución de sus ahorros a través de la vía judicial.
La portavoz de los afectados, Rosanna Prado, que no logró hablar en persona con el presidente provincial, comentó con ironía que "parece que no tiene tiempo para recibirnos porque está muy preocupado buscando soluciones".
"Le pedimos ayudas para la gente que no puede denunciar porque su economía no le permite costearse las tasas judiciales", precisó.
Al mismo tiempo, la representante de los afectados de Marín y Pontevedra anunció que seguiremos "presionando porque la gente está dispuesta a todo para que le devuelvan su dinero".
Rosanna Prado comentó que "las últimas noticias que teníamos sobre él arbitraje las conocimos a través de la alcaldesa de Marín, María Ramallo, que nos dijo que hay una promedio diario de 35 arbitrajes a nivel de Galicia, que es muy poquito".
"La Diputación tiene intención de seguir presionando para que continúe él arbitraje ya que, si se acaba esta vía, si puede liar una muy gorda porque no es lógico que unos cobren y otros no, siendo todos afectados", aclaró.
La portavoz de los perjudicados añadió que "no sabemos si el arbitraje continuará o no, porque me parece que hay muy poco dinero. Esta fórmula tiene los días contados", aseveró, "porque hay un tope de dinero que, en vez de darlo todo junto en una semana, lo están repartiendo en 35 arbitrajes diarios, por lo que poco futuro le queda".
La plataforma de afectados anunció que va a cambiar su estrategia y, en vez de efectuar un cierre en el Concello de Marín, ve a hacerlo en la Deputación. "Con la alcaldesa de Marín tenemos buen trato y colabora con nosotros, con lo cual no surtiría el mismo efecto ni tendríamos ninguna solución a mayores", argumentó Prado. Indicó que aun no hay fijada una fecha para efectuar esta medida de presión. "Estamos esperando esta semana a ver si nos recibe el presidente de la Diputación para hablar un poco más con calma y con detalle", destacó.

Publicado o 10/04/2013 en www.diariodepontevedra.com
Enlace permanente: pica aquí