O galego na administración de Xustiza


23 abr. 2009


Abr23
O uso do galego en Xustiza é "marxinal", segundo voceiro de Xuíces para Democracia

 

Publicado en www.soitu.es

 

letra-g El uso del gallego en la Administración de Justicia "es marginal", hasta el punto de que únicamente el 3,5% de las resoluciones judiciales están redactadas en ese idioma, según dijo a Efe el portavoz de Jueces para la Democracia en Galicia, Luis Villares.

Una de las grandes excepciones es el juzgado lucense de A Fonsagrada, donde ejerce como juez Luis Villares, que realiza algo más del 90% de su trabajo en gallego.

Los interrogatorios, resoluciones o peritajes en A Fonsagrada, una comarca eminentemente rural de la montaña de Lugo, se realizan en gallego, aunque, como demuestran los datos de la Consellería de Presidencia, es todo una excepción.

A pesar de que el 90% de los jueces son gallegos, este idioma apenas se utiliza en los juzgados de la comunidad, y, al margen de A Fonsagrada, su uso tan sólo está generalizado en el Juzgado de Instrucción número 4 y en el de lo Social número 1 de Santiago; en el Juzgado número 1 de Caldas; juzgado de Violencia de Género de Vigo; Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Pontevedra; Juzgado número 1 de Marín, y Juzgado de lo Penal número 2 de Vigo.

Todos los demás realizan la práctica totalidad de sus trámites en castellano, cuestión en la que también influye la falta de medios adecuados, ya que Villares asegura que no existen códigos en gallego o que de los 8.000 elementos de aplicación informática, soló 2.000 están traducidos al gallego.

Este juez denuncia asimismo la escasa formación profesional que se da en Galicia para que la gente implicada en la Administración de Justicia "pueda tener retórica en gallego".

Villares sostiene que la formación idiomática es algo que debería asumir "como propio" la Consellería de Presidencia, ya que es este departamento de la Xunta el que dispone de los datos de la baja utilización del gallego.

Incluso advierte cómo la gente "tiene miedo" a utilizar el gallego en los juzgados aun cuando sea su lengua habitual, "porque tienen la creencia de que ante la Justicia no se puede hablar en gallego", sostuvo.

Pese a estas consideraciones, Villares dice que no quieren "atraer a nadie" hacia el gallego, sino que "no dejen de hablarlo cuando atraviesen la puerta de un Juzgado y que se refleje la normalidad de la convivencia que existe entre las dos lenguas".

Incluso lamenta que algunos organismos oficiales, como el Sergas, no utilicen el gallego ante la Justicia. "El hecho de que sólo el 3,5% de las resoluciones se dicten en gallego, me llamaría a reflexionar si yo fuera presidente de la Xunta", concretó.

La situación es tal que el pasado domingo, con motivo del nombramiento del juez Xosé Xoán Barreiro como hijo predilecto de Foz (Lugo), se dio lectura a lo que se conoce como la Declaración de Foz, donde jueces, fiscales o abogados preconizan la defensa y utilización del gallego en la vida judicial.