FEDEA, contra los empleados públicos pensionistas y parados


22 jul. 2013


CCOO acusa a la Fundación de Economía Aplicada (Fedea), de marcado perfil neoliberal, de volver a recurrir a las mismas recetas que nos metieron de lleno en la crisis, cuando aconseja reducir las pensiones y los subsidios de las personas paradas, y suprimir la extra del personal de la administración pública.

El secretario de Acción Sindical de CCOO, Ramón Górriz, ha salido al paso esta mañana de las reflexiones y propuestas de FEDEA en las que, además de defender una reducción generalizada de tipos y eliminación de deducciones en la reforma tributaria, llega a la conclusión de que no se saldrá de la crisis si se revalorizan las pensiones, se mantiene la paga extra al personal de la administración pública o se es tan generoso con el subsidio de desempleo. Unas consideraciones que, a juicio de Górriz, constituyen “un indecente ejercicio de injusticia e insolidaridad, precisamente con algunos de los colectivos que peor lo están pasando con la crisis”.

Los portavoces de esta fundación ultraliberal niegan que estemos saliendo de la crisis y, aunque este diagnóstico podría ser compartido, nada de lo que proponen se ajusta al más elemental sentido del equilibrio, la igualdad de oportunidades y el rigor que exige la actual situación económica y social.

Górriz considera que las reflexiones de estos “proveedores de ideología liberal” han fracasado repetida y estrepitosamente, y en el fondo no intentan sino “empujar al Gobierno a una nueva vuelta de tuerca contra pensionistas, empleados públicos y personas en paro, o lo que es lo mismo, una nueva poda de alguno de los pilares del Estado del Bienestar”.

No se olvidan, ironiza el secretario de Acción Sindical de CCOO, de la reforma laboral, que estiman insuficiente por lo que sugieren completar con más desregulaciones, pérdida de derechos y el ya famoso contrato único, “un bálsamo de fierabrás para estos agitadores contra las políticas públicas que vendría a precarizar aún más el mercado de trabajo y a devaluar las relaciones laborales en nuestro país”.

Por último, Ramón Górriz juzga intolerable que, en un Estado cuyos ingresos están bajo mínimos, alguien venga a proponer la bajada de los tipos marginales y la eliminación de “inexplicables” deducciones, “lo que nos conduciría de inmediato a menos ingresos y más déficit. La reforma fiscal que propone CCOO, precisa Górriz, va en dirección contraria: más ambición impositiva, más ingresos fiscales para mantener y mejorar los servicios públicos y el estado social, y más justicia en la recaudación de impuestos para que las rentas de capital y las rentas más altas contribuyan más”.

Para más información, sólo hay que ver quienes son los Patronos de Fedea